Consejos para conseguir inspiración y poder escribir y editar un libro

editar libro

Todos los creadores sufren constantemente de un mal común: la falta de inspiración. Las musas a veces parecen abandonarnos, y conseguir inspiración suficiente para escribir puede parecer una tarea casi imposible.

En primer lugar, debemos entender que la falta de inspiración ataca a todos los escritores, desde los más noveles hasta los laureados y más prolíficos autores. Conseguir la inspiración necesaria para escribir y editar un libro puede ser más sencillo de lo que creemos. 

Todo es cuestión de seguir una serie de pasos que normalmente suelen emplear por los más experimentados escritores. Con un plan de 9 consejos para encontrar la inspiración podrás recuperar la magia y hacer que todo fluya de la mejor manera posible.


¿Cómo conseguir la inspiración en 9 pasos?

Muchos autores afirman que la inspiración es algo que se tiene y se pierde de manera constante a lo largo de toda obra literaria. Habrá días en el que las teclas puedan producir una sinfonía imparable y la creación fluirá como algo natural

Sin embargo, otros días enfrentarás lo que se conoce como el ‘síndrome de la página en blanco’, jornadas interminables en las que no escribirás una frase entera, aunque es parte ineludible del proceso creativo.


Respira y déjate llevar

Relájate y deja de luchar contra la falta de inspiración, pues la inspiración no obedece a una relación proporcional al esfuerzo. Desesperarte y tratar de forzar la inspiración solo te hará entrar en un círculo vicioso interminable que acabará con cualquier esperanza de lograr la inspiración.

Un excelente método que consiguen muchos autores es abrazar la meditación como herramienta de uso constante.  Cierra tus ojos por unos minutos y concéntrate en el ritmo de tu respiración, en el aire que entra por la nariz y que poco a poco es soltado por la boca.

No hay nada místico en este ejercicio. La oxigenación eficiente permite que tus conexiones cerebrales se optimicen y que pueda segregar hormonas de bienestar. La segregación endorfina, serotonina, dopamina y oxitocina se conoce como el ‘cuarteto de la felicidad’ las 4 hormonas que producen calma y claridad mental.


Abandona el teclado

editar libro

Aunque pueda parecer contradictorio, parar por un rato puede ser una de las acciones más efectivas para encontrar la inspiración. Desconectar al cerebro de un objetivo y del bucle de estímulo-respuesta, puede permitir una reestructuración cerebral más efectiva.

Las grandes corporaciones japonesas recomiendan a sus ejecutivos tomar pequeñas siestas de 10 minutos como un modo de reencontrar la magia. Sal un rato, da una vuelta, ve a comprar el pan o cambia radicalmente a cualquier otra actividad diferente a la escritura. Estos minutos fuera de la actividad pueden ser efectivos para enfocar la falta de inspiración desde otra perspectiva.


Lee

Leer tiene dos beneficios increíbles para conseguir la inspiración necesaria para escribir. En primer lugar, te ayuda a desenfocar y alejarte de una actividad que no está produciendo resultados. Este cambio de enfoque mental produce una drástica reducción de la producción de adrenalina y cortisol, las hormonas del estrés.

Al reducir la actividad cerebral improductiva y activar tus neurotransmisores positivos, el cerebro puede relajarse y permitir un pensamiento más claro.

Por otro lado, leer te ayuda a inspirarte a través de los puntos de vista de otros autores. A veces, un artículo de prensa o la revista más superficial, puede ayudarte a encontrar esa palabra o esa idea que hace el mágico clic en tu cerebro.


Descarga tu cerebro

Esta técnica es usada por muchos escritores cuando sienten que la inspiración se ha tomado un reposo. Comienzan a escribir de manera automática sin prestar mucha atención a lo que se está produciendo en la pantalla y sin el mínimo cuidado orto gramatical.

La escritura intuitiva funciona como un recurso ideal que permite que tu cerebro se apodere de la situación. Descarga la adrenalina en el teclado y escribe sin pensar, deja el texto sin corregir y léelo después de unos minutos.

Lo más seguro es que la mayor parte del texto sea inútil, pero lo más probable, es que puedas encontrar esa frase o esa palabra que necesitabas para arrancar.


Escribe a mano

Cambiar el método de escritura es muchas veces una metodología que te permite tener un enfoque diferente. El cerebro humano tiene una estructura diferente para la escritura a mano que la digito-escritura del teclado del ordenador.

La coordinación mano-ojo y la activación de las partes del cerebro que estimulan la caligrafía, resultan altamente productivas en la creatividad.


Brainstorming

Cuando no puedes hacer una escritura fluida, hilada y coherente, lo mejor es ir apuntando pinceladas que puedan funcionar como una tormenta de ideas. Frases inconclusas, palabras inconexas o simples ideas sin orden, pueden convertirse en un poderoso activador de la inspiración.

El cerebro puede tomar todos estos fragmentos en apariencia desordenados y convertirlos en una idea estructurada. Esta actividad puedes hacerla a mano o en el ordenador, lo más recomendable es hacerla en gran formato y que puedas leerla con facilidad.


Dibuja

El dibujo produce una activación de la corteza cerebral, específicamente en la parte prefrontal del cerebro. Las actividades plásticas producen una activación de las zonas del cerebro que se encargan de la creatividad, el pensamiento lateral y la imaginación.

Lo mismo ocurre con cualquier otra actividad artística como esculpir, colorear o hacer manualidades. Es por este motivo por el que muchos escritores famosos son además excelentes pintores, escultores o incluso músicos.


Crea una disciplina

Ernest Hemingway decía que se dedicaba a escribir desde las cinco de la mañana hasta el mediodía. Luego, dormía una siesta y dedicaba sus tardes a tertulias con lugareños para encontrar inspiración.

Cuando ordenamos al cerebro que trabaje en una actividad determinada en un tiempo específico, se crea una rutina muy saludable para la inspiración. Escribir en un horario específico y crear condiciones similares, establece una rutina que produce una orden al cerebro consciente.


El lápiz y el papel: tus mejores ayudantes

Siempre encontrarás la inspiración en los sitios y horas menos convenientes.  Esos flashes de ideas que llegan cuando menos lo esperas deben ser inmortalizados y fijados en tu memoria o se irán de la misma manera que llegaron.

Es por ello que contar en todo momento con un cuadernillo de apuntes y un lápiz, es la mejor manera de no perder estas ideas.  Una libreta pequeña de bolsillo es una idea fantástica aunque tu móvil tiene un bloc de notas que puedes usar de manera práctica.

Algunos autores prefieren grabar pequeñas notas de voz con estas ideas en un dictáfono o en sus móviles. Una vez que tu inspiración ha llegado y puedes culminar tu obra, lo mejor es contar con una editorial profesional que te apoye en el proceso de editar tu libro.


En Ediciones Albores contamos con un equipo profesional para ayudarte en todas las etapas de la edición de tu obra obra. Nos encargamos de los trámites y pasos necesarios para llevar tu obra a los mayores puntos de venta del país.

Envíanos tu obra y te podremos remitirte un presupuesto personalizado, así como asesorarte en todo lo que necesites. 

Otros artículos que pueden interesarte.

autoedicion
Noticias
Ediciones Albores

¿Qué y para qué sirve el ISBN?

Escribir un libro supone un arduo trabajo de creación, estructuración, construcción, redacción y corrección de la obra. Sin importar el género, producir una obra literaria

Leer más